Boletín Rojo. 12 diciembre 2015

Boletín de información del EEC. 12 de Diciembre de 2015.

Boletín Rojo

del Espacio de Encuentro Comunista

No os lamentéis, organizaos

Convocatorias

En esta edición del boletín hemos subido la sección de convocatorias a la cabecera. Y es que los dos llamamientos que presentamos son especiales para nosotros. El primero, el de la guerra, porque nos hemos involucrado en su organización como contrapunto a la desangelada convocatoria “ni-ni” que ya criticamos en el anterior boletín. El segundo, porque un joven de Vallecas lleva ya seis meses en prisión, rehén de una sentencia injusta que le utiliza para amedrentar a las y los trabajadores que plantan cara al sistema. Si vives en Madrid y te es posible, intenta hacer un esfuerzo y acudir a las dos convocatorias. Si vives fuera de Madrid, han sido convocados varios actos de apoyo a Alfon en distintos lugares de la península. Mira a ver si tienes alguno próximo.

16D: Convocatoria-Concentración. No a la guerra imperialista.

cartel No a la guerra imperialista

Hace poco el Espacio de Encuentro Comunista explicaba en un comunicado su rechazo a una concentración por la paz, realizada por conocidos “abajofirmantes” y próxima en sus planteamientos a Podemos, que callaba las causas reales de la guerra. El llamamiento que reproducimos a continuación Sí nos representa, nos identificamos plenamente con él, lo apoyamos y llamamos a la clase trabajadora, a los sectores populares madrileños y a quienes desean una paz que denuncie las causas de la guerra a acudir a su convocatoria.

Texto de la convocatoria de la Plataforma Global Contra las Guerras

1. Los atentados de París nos horrorizaron y dejaron consternados por la barbarie que supone el asesinato de trabajadores y jóvenes en sus momentos de ocio. Apoyándose en aquellos actos terroristas, los gobiernos imperialistas han organizado su agenda. Quieren ocultar que el origen de esos atentados fanáticos hay que buscarlo en la guerra imperialista de saqueo y destrucción de las naciones, de los estados, de sus infraestructuras, que las descoyuntan como naciones y pretenden hacerlas volver a la Edad Media (ahí están los ejemplos de Afganistán, Libia, Irak, Yemen, Siria…). En ese sentido van también los atentados de Túnez, Estambul, etc. Y la provocación de derribar aviones rusos por cuenta del imperialismo. Quieren ocultar que en su origen el fanatismo yihadista, empezando por Al Qaida y después Daesh (ISIS), fue mimado, armado y financiado por las monarquías del Golfo Pérsico, los EEUU, Turquía, Israel, Reino Unido, etc. Se quiere ocultar que es un engendro del imperialismo para destrozar a Siria e Irak. Tapando todo eso dan rienda suelta al racismo, criminalizan a millones de personas por su religión, raza u origen.

2. En Madrid hemos sufrido las acciones terroristas y las mentiras. El 11 de marzo de 2004, tres días antes de las elecciones generales, cuando España participaba en el guerra y ocupación de Irak, las bombas en los trenes de cercanías de Madrid fueron seguidas por las mentiras del PP presidido por Aznar, que quiso sacar votos del dolor y la rabia de la población. Sembró sospechas falsas para evitar que se pudiera relacionar el atentado con la intervención de España en Irak. El pueblo de Madrid y todos los pueblos del Estado español exigieron la verdad y echaron al PP del gobierno.

3. Hoy de nuevo los gobiernos procuran utilizar el dolor causado por el terrorismo yihadista para que las poblaciones les apoyen y así imponer los recortes y la guerra para capear la crisis capitalista a costa de los trabajadores y de los pueblos. Pero hoy como entonces ningún gobierno imperialista es capaz de controlar todas las consecuencias de su política militarista y belicista. Por eso el gobierno de Rajoy intenta ocultar hasta después de las elecciones del 20 de diciembre sus compromisos de participar en la carrera belicista como exigen con urgencia Francia, la Unión Europea y la OTAN.

4. El yugo imperialista del capital financiero es cada vez más oneroso para todos los países, y hay algo que cada vez es más claro a los ojos de todos: los que en nuestros países imponen paro, precariedad y recortes en enseñanza, sanidad o pensiones, los que privatizan servicios públicos y recortan libertades y derechos laborales, sindicales y políticos, son los mismos que organizan la guerra de destrucción de las naciones. Y así como la clase obrera tiene todo el derecho a defenderse de los ataques e imposiciones del gobierno de Rajoy, también los pueblos y sus gobiernos, como el pueblo sirio, tienen derecho a tener ayuda para defenderse de la agresión exterior defendiendo su soberanía y su independencia nacional.

5. Ni Rajoy ni las candidaturas del PSOE, Ciudadanos y Podemos quieren que se hable de los planes de participación en la guerra. El “Pacto Antiyihadista” firmado entre otros por PP, PSOE y Ciudadanos en presencia de Pablo Iglesias, es un pacto para la intervención y participación en la guerra imperialista contra los pueblos del Cercano Oriente y áfrica, y Siria en primer lugar, tal como han señalado las maniobras organizadas por la OTAN en el estrecho de Gibraltar. Ese es el plan para después del 20 de diciembre, cuando hayan pasado las elecciones, pero en el momento presente es un pacto de silencio sobre los bombardeos, sobre la guerra y la intervención en los asuntos de países soberanos.Rajoy y su campaña temen que les ocurra lo que en 2004, tres días antes de las elecciones, cuando la clase obrera y toda la ciudadanía se percató del engaño, y estableció una relación de causa a efecto entre los atentados en los trenes y la participación del gobierno del PP en la guerra de Irak.

Nosotros, como Plataforma global contra las guerras, tenemos la obligación de alertar a los trabajadores, a las organizaciones políticas y sindicales, a los movimientos sociales y a todos los demócratas sobre lo que está en juego y por eso llamamos a una

concentración ante el Ministerio de Asuntos Exteriores el 16 de diciembre, 19,30 h.

Plaza de la Provincia, Madrid.

Contra la guerra, contra la participación de España en la misma,

contra la utilización de las bases españolas,

contra todo tipo de cooperación española en la guerra imperialista

Plataforma Global Contra las Guerras

[web de los organizadores]

11D-17D: Semana de lucha Alfon Libertad.

cartel semana Alfon libertadCOMUNICADO DE LA PLATAFORMA POR LA LIBERTAD DE ALFON:

Con motivo de los 6 meses transcurridos desde el ingreso en prisión de Alfon, el 17 de Junio de 2015, la Plataforma por la Libertad de Alfon queremos su puesta en libertad, la retirada del régimen carcelario FIES 3 BA, denunciar los montajes policiales y los juicios políticos.

Alfonso Fernández Ortega, joven activista vallecano comprometido con las luchas sociales y sindicales fue detenido la mañana del 14 de Noviembre de 2012, jornada de Huelga General Europea, contra los recortes, contra la Reforma Laboral y contra la privatización de la sanidad y la educación, cuando se dirigía a participar en el piquete vecinal de su barrio.

Alfon estuvo 56 días en prisión preventiva en régimen FIES, sin haber sido analizado el supuesto artefacto explosivo. Debido a la ausencia de pruebas y gracias a la solidaridad obrera y la presión social que ejercimos a nivel estatal e internacional, el 9 de enero de 2013 salió del Centro Penitenciario de Soto del Real, en Madrid, en libertad condicional a espera de juicio.

El 25 de noviembre de 2014 tuvo lugar el Juicio contra Alfonso Fernández en la Audiencia Provincial de Madrid tras haber sido suspendido el 18 de septiembre del mismo año por no presentarse los policías citados a declarar por estar de vacaciones.

En el juicio no se pudo demostrar con pruebas que Alfonso Fernández portase el material para fabricar explosivos, ni tan siquiera que el material encontrado por la policía fuese el mismo que analizaron, ya que la cadena de custodia se rompió al menos en dos ocasiones, tampoco se especificó a quien pertenecían las huellas dactilares encontradas en la bolsa, la cual transportaron los agentes en su coche particular dejándola en comisaria sin ningún protocolo de seguridad.

La única prueba a la que los tribunales han dado veracidad ha sido al testimonio de los agentes que le detuvieron. Se dieron numerosas contradicciones entre los agentes durante sus declaraciones, como por ejemplo el lugar donde fue identificado. No se tuvo en cuenta la declaración de ninguno de los testigos de Alfon, incluida la de la joven detenida junto a él.

Es evidente que Alfon ha sido víctima de un vil montaje policial y un juicio político. Tanto el informe policial presentado por los agentes el día del juicio, así como las preguntas de la fiscalía se centraron en la actividad ideológica de Alfon, quedando demostrado en el juicio que el joven ha sido sometido a seguimiento policial desde el año 2009 sin ninguna orden judicial.

En Enero de 2015 se recurre la sentencia de 4 años de prisión de la Audiencia Provincial al Tribunal Supremo que, el 16 de Junio, la ratifica y dicta orden de busca y captura el 17 de Junio de 2015.

Alfon, arropado y acompañado por un Muro Humano Solidario, formado por sus vecinos, vecinas, compañeros y compañeras, se entrega en la parroquia San Carlos de Borromeo y convierte su detención en un acto reivindicativo contra una sentencia injusta por un delito que no ha cometido y que no se ha podido probar.

Desde la Plataforma por la Libertad de Alfon hacemos un llamamiento a la Solidaridad, que se materializará en una semana de lucha desde el 11 al 17 Diciembre, con actos, concentraciones y manifestaciones a nivel estatal e internacional.

¡ALFON LIBERTAD! ¡LIBERTAD PARA TODAS LAS PERSONAS PRESAS POR LUCHAR! ¡STOP MONTAJES POLICIALES! ¡STOP FIES!

Calendario de actos en Madrid:

Viernes 11 de diciembre, 11:00 horas

Rueda de Prensa

Teatro del Barrio, calle Zurita 20, Lavapiés

con la asistencia de representantes de organizaciones políticas, sindicales y del mundo de la cultura

Domingo 13 de diciembre, 12:00 horas

Acto Antirrepresivo

Campo de la Cebada ( Latina)

Conciertos de Gata Cattana y Hazte Caso Primo

Miércoles 16 de diciembre, 20:00 horas

Cenador vegano

CSOA La Quimera, Pza. de Cabestreros, Lavapiés

Jueves 17 de diciembre, 19:00 horas

Manifestación

Metro Buenos Aires a Plaza Vieja (Pte de Vallecas)

Concentración en Xixón:

Concentración Alfon Llibertá

Sábadu 12 de diciembre, 19:30 h

Plaza L’Humedal

Xerrada solidaria per Alfon i Sergi – Ripollet:

Dimecres 23 desembre, 19:30 h

a El Local, calle Monturiol 32, Ripollet
[web en la que seguir la convocatoria]

Grupos de trabajo

En el boletín anterior incluimos un pequeño esbozo de las lineas de trabajo de algunas comisiones del EEC. Como recordaréis, en la reunión de octubre se formaron unos grupos de trabajo que están redactando unos documentos base en distintas áreas. El trabajo está ya muy adelantado y seguramente en el siguiente boletín podremos incluir los documentos ya terminados junto con las indicaciones de cómo seguir el proceso.

Algunas comisiones ya han terminado su trabajo. Mientras esperamos que lo hagan todas, aquí te dejamos el resumen que nos han preparado las que no aparecieron en el boletín anterior.

Grupo de formación

El grupo de formación se ha estado reuniendo cada dos semanas.

La primera reunión sirvió de introducción a cual es la posición de los comunistas respecto a la formación. En la segunda se profundizó en este tema (Por qué es necesaria la formación, cuál es la mejor forma de llevarla a cabo, qué aspectos debemos estudiar especialmente…).

Estamos trabajando ya un primer borrador con un triple objetivo:

Por una lado, es necesario reforzar nuestro propio conocimiento sobre los fundamentos ideológicos comunistas y su aplicación a la compresión del devenir político. Sin embargo, esta tarea es inseparable de conocer los fundamentos políticos, ideológicos y económicos de nuestros enemigos de clase, sólo así podremos enfrentarlos con éxito.

En segundo lugar, estableciendo planes y materiales adaptados a los integrantes del EEC y otros expresamente destinados a su difusión entre la clase trabajadora.

En tercer lugar diseñar el equipo, los planes y los materiales que hagan estos objetivos posibles.

 

Grupo de Género

La comisión a la que pertenecemos se encarga de estudiar la cuestión de género. De hecho, nuestro primer consenso fue este precisamente, el de cambiar el nombre de “Comisión de mujer” a “Comisión de la cuestión de género”. Entre los puntos clave que hemos puesto encima de la mesa para debatir se encuentra, obviamente, el concepto de género. Aunque no es el único. También han salido otros puntos muy importantes, como puede ser el concepto de interseccionalidad, de patriarcado, la existencia de diversas corrientes feministas y su relación con el marxismo, la propia historia del Movimiento Comunista con respecto a esta cuestión, incluyendo a personajes importantes como Angela Davis, etc.

Desgraciadamente, no nos hemos podido reunir, debido a la dispersión de lugares en las que las camaradas que conformamos el grupo nos encontramos. Sin embargo, tenemos herramientas online para comunicarnos, y aunque vayamos poco a poco, el trabajo irá dando sus frutos.

Estamos seguras de que esta comisión, como las demás, va a jugar un papel crucial en este proceso de conformación del EEC, y esperamos aportar lo mejor de nosotras.”

 

Textos

Las elecciones burguesas

por Janus

Con la llegada de las elecciones los timbales vuelven a sonar. Los diferentes partidos políticos vuelven a ponerse, una vez más, en pie de guerra, quedando supeditados a sus respectivas campañas y propagandas electorales. El reparto que acompaña a las farsas electorales no ha cambiado ni un ápice. Todos, desde los partidos que velan por los intereses y la explotación del capitalismo español hasta los representantes de la pequeña-burguesía y la aristocracia trabajadora, nos prometen el tan ansiado cambio político y económico que tanto convendría a la clase trabajadora. Es el mismo guion de siempre. El parlamentarismo es la piedra angular para todos los partidos políticos burgueses, a pesar de que los resultados que se obtienen mediante dicha práctica manifiestan tajantemente que quedan completamente repudiadas en cada acto electoral por los amplios sectores de trabajadores y masas populares. Tan cierto como esto último es que el mero hecho de desdeñarlas no conlleva al triunfo político por parte de los trabajadores, ni tan siquiera a trasladar la intranquilidad a la clase dominante, la abstención es parte activa en las elecciones desde años, pero con ello no basta. Lo que si traslada todo esto es que el parlamentarismo se ha convertido en una vía muerta para los trabajadores, o como mínimo, en un procedimiento menos trascendente y vital que para los idearios burgueses, como lo demuestran los principios fundamentales del comunismo. Por todo ello, los comunistas rechazamos completamente el parlamentarismo (ideología burguesa que entrega todo el poder al parlamento), pero no el trabajo parlamentario, utilizándolo no como principio absoluto o dogma, sino como tendencia de un momento concreto.

Por otra parte, la era del dominio del capital financiero guía la concentración de Capital en pocas manos, acentuando las tendencias militaristas y ultra-reaccionarias del Estado. El militarismo español, subordinado a los intereses de los imperialistas norteamericanos y británicos, responde a la necesidad de los mismos oligopolios de aumentar la explotación dentro de sus respectivas fronteras nacionales (aumentando la jornada laboral y decrecimiento de la tasa salarial), así como la agudización del expolio de los países periféricos en aras de los imperialistas que necesitan reproducir plusvalía a costa de la sobreexplotación de la clase trabajadora. En cuanto a la situación de los trabajadores de los centros imperialistas, la reacción y el aumento de la represión representan el abandono de los principios democráticos burgueses contra el aplastamiento del movimiento obrero. Es decir, la necesidad de asegurar la fluidez de la tasa de acumulación y las dificultades a la hora de valorizar el Capital debido a la caída tendencial de la tasa de ganancia suponen, como hemos dicho, por una parte ampliar, más aún, la jornada laboral y por otra amplificar la explotación de los trabajadores. De ahí que las contradicciones capitalistas encuentren su punto de ebullición cuando más desarrollado se encuentra el mismo capitalismo. Teniendo en cuenta la vital importancia que tiene la reproducción de la acumulación de Capital y las dificultades que encuentra la burguesía en torno a la valorización del mismo, los capitalistas NO están dispuestos a hacer ninguna concesión relevante a la clase trabajadora, de ahí que la democratización de las instituciones resulte pura apología del utopismo más aberrante. Lo que significa que la burguesía monopolista no puede, a día de hoy, conceder reformas, ni cambiar su propia dinámica (y menos a través de peticiones a través del parlamento) por lo ya explicado.

Que el capitalismo se encuentre en su fase superior no conlleva obligatoriamente la renuncia por parte de los comunistas al uso de las instituciones parlamentarias. Del estudio del materialismo histórico se desprende que cuando las condiciones subjetivas, es decir, cuando los aspectos relacionados con el nivel de conciencia política y de organización de las masas y con la disposición de éstas para la lucha política se traducen en debilidades, en formas muy embrionarias de lucha espontánea y margen legal de actuación, es en ese momento cuando el referente revolucionario de la clase trabajadora podría (y decimos podría, ya que deberían cumplirse unas condiciones más concretas para ello) aprovechar el Parlamento de cara a dirigir su propaganda a los elementos más conscientes de la clase trabajadora, teniendo como objetivo el desenmascaramiento del Parlamento como un burdo y limitado instrumento de la burguesía. Si el Parlamento solo se limita a dirigir la propaganda hacia sectores de trabajadores con conciencia de clase-en-sí, el uso de este para fines desclasados es completamente inútil, es decir, las grandes masas de trabajadores no van a adquirir conciencia revolucionaria, mediante la propaganda y agitación dentro del Parlamento, ya que las promesas son insuficientes cuando de lo que se trata es de ganarlas para el proceso de la revolución socialista. Lo que significa que el Parlamento no puede servir como medio de acumular fuerza social de cara a organizar la revolución socialista. Y hay que añadir (e insistir), además, que la propia táctica electoralista es extremadamente inútil cuando la clase trabajadora carece de un dirigente verdaderamente revolucionario y de vanguardia, cuando no existe un Partido comunista de nuevo tipo capaz de constituirse como referente para elevar el nivel de conciencia política y organización de las masas, para llevarlas al combate contra la explotación y por el socialismo.

Y es en esos momentos en los que nos encontramos actualmente en España; desde la liquidación del PCE en 1956 (que venía de mucho antes) y su caída al eurocomunismo socialdemócrata, la inexistencia de un Partido verdaderamente revolucionario se ha convertido en realidad. No solo es real la ausencia de tal Partido, sino también las limitaciones históricas que aún siguen arrastrando las diferentes organizaciones revisionistas. Tales limitaciones, el dominio del revisionismo sobre el marxismo y la ausencia del Partido Comunista son evidentes razones que hacen inútiles y disparatados los intentos de presentarse a las elecciones estatales, autonómicas y municipales. Si nos centramos en la secuencia de elecciones que se han convocado para este tramo final de año, podemos apreciar la novedad en la participación de las “candidaturas de unidad popular”, candidaturas que han ido gestándose aparentemente por el descontento popular, pero que no acaban (ni, se podría decir, empiezan) de profundizar en la ruptura con el Régimen del 78 y con la dictadura del capitalismo español, siendo por el momento protectores fieles de la legitimidad del Estado burgués. Con esto queremos decir, que si hoy por hoy estas “candidaturas por la unidad popular” no poseen ni tan siquiera un mínimo deseable para poder ser respaldadas, es debido a la configuración de la correlación de fuerzas vigente. Aunque tuviesen la suficiente fuerza para ganar las elecciones y hacer reformas desde el gobierno, estas reformas no estarían orientadas sino al perfeccionamiento del aparato estatal burgués, consiguiendo ampliar el grado de consenso social entorno a la dominación burguesa y mejorando la extracción de plusvalía. La famosa ruptura del Régimen del 78 que propugna Podemos no es sino el intento de plasmar lo mencionado en la línea anterior, el perfeccionamiento de la dominación burguesa sobre los trabajadores, tanto a nivel local como internacional mediante la práctica imperialista. Ahora bien, es cierto que partidos como Podemos o IU, EH-Bildu representan a sectores sociales diferentes al del PP, PSOE, PNV o VOX; mientras que unos representan los intereses de la burguesía monopolista más abiertamente reaccionaria (o burguesía no monopolista en el caso del PNV), los otros representan los de la pequeña burguesía y aristocracia obrera. No obstante, tanto la aristocracia obrera como la pequeña burguesía necesitan del crecimiento económico para formar parte del reparto del pastel de la explotación y el expolio, por lo que conjugan perfectamente con los intereses y necesidades de la burguesía en general, ya que forman parte de sus entrañas (en el caso de la aristocracia obrera, si bien materialmente es una facción de trabajadores, su situación privilegiada con respecto del resto de la clase les lleva a tener intereses comunes con la burguesía contra el resto de los trabajadores). Por ello, la única salida posible para los trabajadores es la revolución social que le conduzca a la toma de poder. Pero tengamos claro que ni las reformas, ni el sometimiento de nuestra independencia como clase a intereses ajenos al proletariado nos llevará a nada más que a consumar una derrota más ante el enemigo. Lo que, en cambio, si acercará a los trabajadores hacia la victoria es la rotunda clarividencia de trabajar por la constitución del Partido Comunista, como reflejo de que para una guerra social, política e ideología contra la burguesía urge una maquinaria impecablemente revolucionaria por parte del proletariado.

Ante esta dura situación, las tareas fundamentales de los comunistas del Estado español es adoptar con carácter interno, es decir, la necesidad de reconstituir la cosmovisión marxista en base a superar las limitaciones del pasado, añadir nuevas cuestiones teórico prácticas y poder reconstituir posteriormente, el cuerpo político del marxismo, el Partido Comunista.

Redifusión libre

Lista de distribución del Boletín Rojo del EECDirección de correo:encuentrocomunista@yahoo.es